La temporada de montaña comienza en el mes de octubre y se extiende hasta mayo.

Por la pandemia muchos prestadores turísticos del Valle de Uco, se han visto severamente afectados ya que no pueden desarrollar su trabajo con normalidad.

Alejandro, es un emprendedor y su mayor apuesta y deseo es poder llegar a la temporada de verano con la posibilidad de poder  trabajar.

“La pandemia no la imaginamos nunca, es algo mundial y ahora tener que vivirlo es muy complicado”, comenzó diciendo Alejandro, quien se dedica al turismo de montaña.

“Yo me dedico fuertemente a la temporada de verano,  ya que lo mío está muy relacionado con la montaña y eso se abre desde noviembre a mayo del próximo año, por eso por el momento las expectativas son positivas”.

“Si bien yo en este tiempo no tengo trabajo referido al turismo, siempre en estas fechas ya estaba prácticamente agotado  todo lo que son paquetes de expediciones y por el momento no tenemos nada”.

“Veremos qué sucederá más  adelante finalizando septiembre para ver si esto de la pandemia permite o no poder liberar o flexibilizar más y así tener la posibilidad de trabajar como todos los años”, finalizó Alejandro.