La semana pasada, diputados del oficialismo se negaron a tratar sobre tablas un proyecto que declara la emergencia del sector y propone importantes alivios fiscales, a la vez que apuntaron a avanzar con su propia iniciativa, enviada por el ministro Matías Lammens y enfocada en la reactivación.

Desde la Unión Comercial e Industrial Mendoza, lanzaron un duro comunicado donde advierten que la grieta es entre “políticos y ciudadanos”.