A través de una nota dirigida al Gobernador Suarez, la Unión Comercial e Industrial de Mendoza, manifestó su intención de participar en el Comité Provincial de Crisis.

Dispuestos a “Trabajar en la manera de salir de la grave situación provocada por el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el gobierno nacional a raíz de la pandemia mundial” expresa el comunicado.

Sin embargo, Daniel Ariosto, Presidente de UCIM, acompañado por varias organizaciones de diversas regiones y sectores de la economía, expresa a Suarez: “Estamos muy preocupados por la situación de los productores, del comercio, del servicio, de la Industria, de la agroindustria. Le hemos hecho ver al ministro de Economía Enrique Vaquié, la profunda preocupación por el 60 o 70% de los establecimientos del Gran Mendoza que están cerrados, sean comerciales o industriales, que están con cero ingresos y con todas las responsabilidades de los sueldos y de las obligaciones de impuestos nacionales, provinciales y municipales que sabemos, no podrán cumplir“.

Junto a la aceptación a la invitación, la centenaria organización gremial empresaria acercó al Gobernador una serie de recomendaciones y sugerencias de qué medidas tomar para poder auxiliar al empresariado local.

Junto a un detalle de las acciones emprendidas por la institución en búsqueda de auxilio a las empresas ante autoridades nacionales, se reclamó nuevamente se exceptúe del cumplimiento del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y de la prohibición de circular, al personal afectado a la Construcción civil: albañiles, maestro mayor de obra, ingenieros, arquitectos, pintores de obra, plomeros, gasistas, electricistas, yeseros, tabiquería y construcción en seco; al Comercio y servicios que implican atención personalizada, como las peluquerías y manicuras; a la Industria manufacturera: metalmecánica, aserraderos, fabricación de muebles, fabricación de piezas, fabricación de embalajes; a las Industrias alimenticias: conserveras, empaques, fabricación de productos frescos, matarifes, frigoríficos; a la Gastronomía: bares, restaurantes, heladerías, cafés, comidas para llevar; a la Hotelería desde establecimientos de alta gama hasta hostels; a Esparcimiento: cines, boliches, teatros, circos, peloteros, clubes deportivos, canchas, estadios y a Proveedores de servicios domiciliarios: jardineros, oficios domésticos, cuidado de niños y de enfermos. Cosecha de diferentes producciones de la región. Transporte: de carga, transporte privado de pasajeros, y delivery.

Fuente: UCIM