Entre la actividad que realizó este fin de semana la Policía de Tupungato, se destacaron dos hechos:

EL primero ocurrió cuando personal de la Unidad Especial de Patrullaje observó un vehículo que circulaba haciendo zig-zag por ruta 89 en dirección a la villa cabecera.

Una vez alcanzado a la altura de la rotonda de acceso, se procedió a verficiar el evidente estado de ebriedad del conductor, quien fue inmediatamente detenido y procesado por el Código de Faltas, según lo estipulado en el Artículo 67 Bis, referente a la conducción en ese estado.

Lo curioso es cuando los efectivos, al profundizar por las causa de semejante actitud del sujeto, establecen que el mismo regresaba de un festejo realizado en una bodega, lo cual pasa a engrosar la lista cada vez más notoria de este tipo de condycta.

El otro hecho se dio, en otro orden de cosas, en el Barrio Jardín del Sauce.

Hasta allá se desplazó personal policial, advertido sobre la presencia de un sujeto masculino que portaba un arma blanca.

Al llegar al sector, personal de la UEP Tupungato, observa a una persona lesionada con la que se procede a dialogar. Mientras ocurría esto, se abalanzó contra los mismos efectivos otro sujeto, con claras intenciones de lesionar a la persona que estaba contando su relato, esgrimiendo un arma blanca en sus manos.

Tras el rápido accionar se lo pudo reducir, evitando la agresión a los uniformados y a otras personas, además del que estaba relatando los hechos.

Finalmente se supo que se trató de una discusión de vecinos, en la que uno intento apuñalar al otro, sin poder lograrlo mientras que, producto de esta agresión, la víctima solo tuvo lesiones por los golpes de puño que recibió por defenderse al tomarle la mano donde tenía el cuchillo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here