El pequeño tiene casi un mes de vida.

Matteo Garrido Rivas nació el pasado 17 de enero, su familia denunció al hospital obstétrico Virgen de la Misericordia, de la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP), por mala praxis. El bebé recién nacido podría sufrir la amputación de las falanges de los cinco dedos de su mano derecha después de la supuesta negligencia de una enfermera.

De acuerdo a lo que manifiesta la denuncia que realizó el sábado la madre, Ayelén Garrido de 21 años, en la Oficina Fiscal 17, de Godoy Cruz, el recién nacido tuvo una trombosis en uno de sus brazos luego de la mala colocación de una vía intravenosa, que habría sido colocada en una arteria, de acuerdo con la información que le llegó a los allegados del niño.

María Helena, tía de Matteo, estuvo en diálogo con Canal 8, “a mi hermana no le dan respuestas y no sabemos qué va a pasar con la mano del bebé. Le han realizado una mala vía, lo que desembocó en una trombosis”.

“En varias oportunidades mi hermana ha solicitado el nombre de la enfermera que lo realizó, hablando con el jefe de neo, el director del hospital, sin tener respuestas”, agregó.

Por otro lado, “le han dicho que este hecho le ha producido daños psicológicos, pero nosotros no sabemos quién es”.

El pequeño deberá ser sometido a diferentes estudios para determinar si se le realiza la amputación de sus miembros, “realizarán una cirugía para ver cómo se encuentran sus deditos”.

“Mañana nos haremos presentes en el Hospital, con nuestra familia y allegados para exigir una respuesta”, concluyó la mujer.