Un juez declaró que atenta contra la constitución el acuerdo de la Cámara Nacional de Casación Penal, instancia que recomendaba la concesión de prisiones domiciliarias en el marco de la emergencia por coronavirus.

Se trata del magistrado Jorge de Santo, quien ayer  dio fallo a favor de un amparo presentado por la asociación civil «Usina de Justicia». Su argumento incurrió en  que la acordada atenta contra el principio constitucional de independencia de los jueces.

De Santo, quien pertenece al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 37, fundamentó en su declaración que «debe primar la independencia de los jueces, esto es que cada juez en cada caso que es sometido a su arbitrio y basado en la aplicación de las leyes y normativa vigentes, expedirse conforme entonces a derecho, en base a la sana crítica». En otra parte de su declaración, De Santo argumentó: «no puede admitirse ninguna recomendación genérica que encomiende a todos los jueces bajo su esfera, una determinada conducta si el abanico procesal contempla distintas soluciones conforme cada particularidad del caso».

El fallo del juez es acompañando por la presentación de la asociación civil «Usina de Justicia», sostenida en lo que establece la Ley Nacional 27.372 (De Derechos y Garantías de las Personas Víctimas de Delito), que dice que se podría «caer ante una inseguridad jurídica» al eludir la participación de las víctimas de los delitos. En tal declaración, también se afirma que se respetaron los protocolos del Ministerio de Salud para evitar una propagación del Covid-19 y que no se ha incrementado el riesgo de contagio o propagación dentro de la sociedad carcelaria.