Irrigación lanzó una campaña para prevenir tragedias humanas en cauces de riego que no son aptos para bañarse.

Las altas temperaturas que se registran en nuestra provincia en los primeros meses del año, hace que muchos mendocinos (sobre todo jóvenes) busquen alternativas de refrescancia en cauces que nos son aptos para el uso recreativo, ocasionando no sólo grandes deterioros en la red hídrica sino también provocando tragedias que podrían ser evitables.

Desde esta semana está circulando en los medios de comunicación la nueva versión de la campaña del Departamento General de Irrigación “Verano #SinMuertosDeCalor”, que desde el 2018 busca generar conciencia, informando y previniendo acerca de lo que puede ocurrir tras sumergirse en cauces de riego, canales, diques y embalses no aptos para bañarse.

Se trata de una campaña fuerte, apoyada en la frase que habitualmente se usa para referirse al calor y que muchas veces se repite sin darle el valor o importancia necesaria a su significado real. “Estoy muerto de calor”, es habitual escuchar entre los mendocinos. En las escenas del spot se aprecia a un grupo de amigos cercanos a un dique y que uno de ellos decide saltar al agua.

«Hacemos hincapié en las personas para que tomen conciencia de que los cauces y ríos de Mendoza no son aptos para bañarse», anunció Marcela Andino, quien es Secretaria de Gestión Institucional y habló de manera exclusiva con el 8 Digital.e

Además la propia Andino agregó:»Las obras hidráulicas de Mendoza están hechas para poder conducir el agua a su destino, no son para bañarse y eso implica mucho peligro para las personas que deciden bañarse en esos lugares».

«Las personas que se encuentren bañándose en estos lugares prohibidos pueden ser multados económicamente o hasta con arresto y trabajos comunitarios», finalizó Marcela Andino.