Será la primera vez que una vacuna experimental sea recibida por un humano antes que un animal.  Se creía que esta dosis estaría a disposición a principios de abril pero se adelantó.

La carrera mundial por conseguir la primera vacuna efectiva contra el COVID-19 se inicia hoy, luego de que se anunciara que el laboratorio Moderna de Massachusetts, Estados Unidos, enviara un lote de dosis para ser utilizado en el primer voluntario en someterse al experimento, según informó Infobae. Esta medida va en contra de la tradición que indica que este tipo de experimentos deben ser animales los que deben ser sometidos a las pruebas.

El paciente participará del programa del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos (NIAID) y será controlado por profesionales tanto gubernamentales como de la empresa de biotecnología para conocer los efectos que la dosis podría tener sobre su organismo. En un primer momento, se creía que el experimento estaría listo para ensayos en humanos a partir de abril, sin embargo el primer voluntario recibirá una dosis experimental este lunes, dijo un funcionario del gobierno a la cadena de noticias Fox News.

En qué consiste la vacuna

Lo que desde el laboratorio Moderna buscan hacer con esta nueva vacuna es dar ARN (ácido ribonucleico) del virus modificado -como si fuera un virus- para luego convertirse en proteína y de ahí podrían generarse anticuerpos de protección. El ARN es la base para producir proteínas. Los virus pueden tener ADN o ARN. En los humanos la secuencia es de ADN a ARN, de ARN a proteína. Pero este virus -un retrovirus, para ser exactos- usa una enzima para pasar de ARN a ADN y después el camino “normal”. En resumen, la vacuna facilitaría ARN modificado para que la persona fabriques proteínas de virus (atenuado) en el cuerpo, lo que hace que se genere una respuesta inmune que proteja del virus verdadero.