Ocurrió esta mañana. Por el hecho hay una persona detenida: detuvieron a una persona.

Un extraño episodio suma tensión en medio de la inquietud por la protesta de la Policía Bonaerense: en las primeras horas de este miércoles, una bomba molotov explotó contra uno de los paredones de la Quinta de Olivos.

El hecho se produjo en la mañana y hay una persona detenida: se trata de José María A., tiene 48 años y es vecino de la zona según su domicilio fiscal; está registrado en los rubros de transporte de pasajeros de la AFIP, taxis y remises. También tiene un domicilio porteño en la zona de Belgrano. Al ser arrestado, aseguró no pertenecer a ninguna organización política.

Así, quedó a disposición de del Juzgado Federal de San Isidro N°2 de San Isidro a cargo de Lino Mirabelli, que lo indagará en las próximas horas.

Las informaciones oficiales aseguran que el agresor llevaba una bolsa que contenía cuatro botellas de plástico y una de vidrio llena de nafta.

La bomba arrojada impactó sobre un paredón de la calle Malaver al 1300 y no causó heridos. La Policía Federal, que custodia el predio donde vive el presidente Alberto Fernández, fue la primera en notar el impacto y se movilizó con su división Amenazas e Intimidaciones Públicas y se desplazó también a una brigada táctica especialista en explosivos. José María A. no ofreció resistencia al ser arrestado.

El presidente fue avisado del incidente pocos minutos después de que se produjera el estallido y desde su entorno le bajaron el tono al hecho: “Es un loquito”, reflexionaron tras saber que el detenido llevaba encima su DNI, un detalle que suelen evitar quienes ejecutan este tipo de acciones con una cuidada planificación y motivaciones políticas.

Fuente: Infobae