Fue debido al aumento de casos Covid.

Catamarca es la primera provincia del país en suspender parcialmente las clases presenciales debido al aumento de casos por coronavirus.

En principio, la suspensión será por una sola semana, entre el 5 y el 9 de abril, y afectará a los departamentos de Andalgalá, Capayán, Santa María y Pomán. No obstante, el regreso a las aulas estará atado a la mejora en los indicadores sanitarios.

“La presencialidad retornará a partir del día 12 de abril, siempre teniendo en cuenta la evaluación de la situación epidemiológica local en cada uno de los departamentos mencionados”, señalaron desde la Secretaría de Gestión Educativa de la provincia.

De esta manera, mediante un comunicado, informaron que la intención es que las clases continúen en la modalidad remota mientras las escuelas estén cerradas. “La suspensión de actividades presenciales se desarrollará acompañando y fortaleciendo el proceso de enseñanza y aprendizaje desde la no presencialidad”, agregaron.