Prestadores del sector solicitan ayudas.

Argentina transita la segunda ola a causa de la pandemia por coronavirus, mientras se avalúa a diario la curva de contagios para definir sobre la marcha las restricciones. Uno de los sectores ha sido el turismo, se aproxima la temporada de invierno y los operadores turísticos reclaman más previsibilidad y ayuda de cara a la vacaciones de invierno, las cuales no están confirmadas.

Desde el Ministerio de Turismo señalaron que todavía no hay definiciones respecto de lo que puede pasar con la temporada de invierno. Por el momento, el Gobierno prefiere hacer hincapié en la ayuda anunciada para el sector. Ayer se sumó la novedad de que los trabajadores temporales del turismo estarán incluidos en el Repro 2, el programa de ayuda estatal para pagar salarios, estén dados de alta o no.

Además,  reclaman por una medida más fuerte, la vuelta del “Previaje”, el programa de compras anticipadas que, a cambio, otorgaba descuentos posteriores en excursiones y gastronomía, por caso.

El turismo es como otros, uno de los sectores más golpeados por las restricciones. “Nuestro sector depende de la vacunación. La hotelería del país está prácticamente cerrada porque está prohibido el turismo. Está restringida la circulación dentro del país y no llegan turistas extranjeros”, explicó Graciela Fresno, presidente de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra).