Se trata de Federico Bodlovic, del Frente de Todos, quien conduce el municipio de Luis Piedrabuena, en Santa Cruz.

Otro escándalo gira en torno a la vacuna Rusa, esta vez en Santa Cruz. Allí, el intendente Federico Bodlovic, aprovechó su posición jerárquica para vacunarse y vacunar a su esposa y a su chofer, sin antes esperar que finalice la vacunación a todo el personal de salud.

Además de Bodlovic fue vacunada su esposa, Bernardita Manucci, que es jueza de paz, pero ellos no fueron los únicos, también les aplicaron la  Sputnik V a miembros del Comité de Emergencia local y hasta un chofer de la municipalidad.

A raíz de las irregularidades, el ministerio de Salud del gobierno de Santa Cruz inició una investigación y no descartan sanciones.