Un informe difundido por la CIAT muestra cuál fue el movimiento que tuvieron tanto el sector gastronómico como el de alojamiento del Valle de Uco  durante el primer fin de semana largo, coincidente con la reapertura del turismo interno en la provincia de Mendoza y luego de casi 3 meses sin actividad debido a la pandemia de Covid-19.

El estudio indica que en cuanto al sector gastronómico, se hicieron 17 relevamientos, de los cuales 7 abrieron sus puertas en estos días (el 41%) y 10 estuvieron cerrados para la atención al público (el 59%). En este sentido, los que decidieron atender al público, respetando todos los protocolos dispuestos para tal efecto,   registraron tener un 40% de ocupación.

Por su parte, algo parecido ocurrió con el sector de alojamientos, aunque con algunos cambios en los porcentajes. Según el reporte, se hizo un relevamiento entre 21 lugares de alojamiento, entre hoteles y cabañas de la región. De estos 21 lugares, solo 4 estuvieron prestando servicio (el 19%) y 17 estuvieron cerrados al público (el 89%), como lo estuvieron durante estos casi tres meses.

En este sentido, el informe plantea que la ocupación de camas fue del 20 al 30%. Los hoteles reportaron en un 95% cerrados con baja ocupación, mientras que las cabañas reportaron un 60% de apertura, con 30% de ocupación.