Así se lo propone el Gobierno.

De poco se incrementan los casos positivos de coronavirus en el Valle de Uco, las autoridades del sistema de salud de la región intentan reorganizarse de tal forma que deban solo reducir la menor cantidad de servicios médicos, es decir no llegar a suspenderlos.

Con la experiencia del año pasado enfrentando la pandemia, ahora el objetivo es conformar un sistema de salud regional flexible, “mesurable”, indican las autoridades del Gobierno provincial en el Valle de Uco. Esto se plantea a partir de que se está efectuando una rápida campaña de vacunación, la cual creen en un mediano plazo descomprimirá al sistema de salud. Pero, además, se proyecta la necesidad de seguir cuidando la salud de la población en distintos niveles, para lo cual es importante seguir prestando los servicios de medicina clínica y los consultorios de especialidades en los hospitales.

“Nos focalizaremos en la atención de la pandemia, pero hemos generado pasos fundamentales en todo el sistema, lo que nos permitirá mantener más servicios que el año pasado”, informó el coordinador del Ministerio de Salud en el Valle de Uco, Rodolfo Guillén. El funcionario del Gobierno provincial también destacó: “Esperamos que con la vacunación que hemos efectuado los casos no aumenten e incluso vayan disminuyendo de forma paulatina. Por eso, tenemos mesura antes de reducir o sacar servicios médicos, y prudencia en la toma decisiones que terminarán incidiendo en la salud de todos los habitantes del Valle de Uco”.

Por su parte, desde la Dirección del Hospital Scaravelli, centro asistencial regional del Valle de Uco, se comunicó que “por el momento no se sacará ningún servicio y solo se suspendieron por 15 días las cirugías programadas”. De forma contundente, el doctor Luis López informó: “Queremos mantener activos los servicios médicos.

Si bien se efectuará una reducción de algunos servicios para poder focalizar la atención en el coronavirus, la decisión política es que no se suspenderán servicios clínicos. “Ya abrimos nuevamente el Hospital Respiratorio (zona de pacientes COVID), por eso las atenciones de clínica médica y de especialidades las deberemos reducir. Sin embargo, ninguna dejará de funcionar por completo”, referenció López.

Por su parte, desde el Hospital Tagarelli en San Carlos también informaron, “por el momento lo único que hemos modificado es el lugar de vacunación, lo trasladamos al Polideportivo de Eugenio Bustos para evitar que se acumule gente dentro del hospital. En todo lo demás seguimos con normalidad, tanto consultorios externos como consultorios de especialidades”, informó la doctora Silvina Córdoba.

Paralelamente, en el Hospital General Las Heras de Tupungato también destacaron que “todos los servicios siguen funcionando con normalidad, con limitaciones  de tiempo por turnos y con el resguardo que nos obliga la pandemia”, sostuvo Eduardo Hidalgo, director del hospital tupungatino.