Así lo anticipa el pronóstico.

El nuevo año inicia con una jornada calurosa, vientos moderados del noreste e inestabilidad en horas de la noche con probabilidad de tormentas aisladas hacia la noche. La temperatura máxima podría llegar a los 35 grados.

Para el día sábado, según lo anticipan desde la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas, se producirá un descenso en la temperatura con nubosidad variable. Además el día se presentará ventoso con lluvias y tormentas, vientos moderados del sudeste y precipitaciones en cordillera. El termómetro podría llegar a los 28º.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí