Una imagen que es típica del vandalismo cotidiano de Tunuyán, y que hacía tiempo no se veía, volvió a reaparecer luego de este fin de semana en varios lugares del departamento.

Comercios y entidades bancarias aparecieron este lunes con los depósitos de alcohol – que el municipio había dispuesto semanas atrás como medida de prevención. rotos.

En muchos de estos casos puede verse que los vándalos han robado el gatillo de estos rociadores y , en otros casos, los depósitos aparecen con diversos daños.