Así lo afirmó el subdirector del hospital regional Luis López. Asegura que algunas entidades tienen deudas que datan de 21015.

El tema de la no cancelación de deuda  por parte de obras sociales con el hospital Antonio Scaravelli sigue sin resolverse. De acuerdo a lo expresado por sus autoridades, este escenario está aún peor que el año pasado y varias entidades continúan sin pagar el arancel que les corresponde por  la atención de afiliados en el nosocomio regional de Tunuyán. Incluso, aseguran que hay deudas que vienen desde 2015.

“Esta es una situación que se va extendiendo en el tiempo y no se llega a ninguna solución. Todo lo contrario. El año pasado hicimos una nota sobre los números de la deuda que tenían algunas obras sociales y, muy lejos de ponerse al día estas entidades, lo que han hecho es mandarnos cartas documento. O sea, muy lejos de ponerse al día con el hospital, que es lo que corresponde, lo que hacen es poner más trabas legales”, comentó el doctor Luis López., subdirector del Scaravelli.

“Tanto a mí, como al doctor (Carmelo) Fazio – director del nosocomio- nos molesta mucho esta situación, porque tienen deudas de hace muchos años. En algunos casos, las deudas datan de 2015”, deslizó el funcionario.

Vale aclarar en este sentido que el sistema  en el Scaravelli funciona, a grandes rasgos, de la siguiente manera:   cuando un paciente llega al hospital, sea por guardia, internación o por cualquiera de las vías de atención, se corrobora si esa persona tiene o no obra social y, en caso de tener, se identifica cuál es. Todos los pacientes son atendidos, tengan o no obra social, y se les brinda los servicios necesarios para tal fin.

Cuando un paciente posee obra social, el acuerdo con estas entidades es que una vez atendida esa persona, los gastos mínimos son “facturados” a la obra social correspondiente, canon que la entidad debe devolver en dinero al hospital por la atención de su afiliado. De esta manera, la acumulación de atenciones y, por lo tanto facturaciones, deben ser pagadas en un lapso de tiempo prudencial al nosocomio.

En sus dichos,  López también  apunta a la obra social de los empleados y obreros vitivinícolas OSPAV, con quien el funcionario dice que ya han mantenido reuniones, en las cuales los propios responsables de esa entidad se han mostrado molestos por sus declaraciones del año pasado, cuando López había hecho pública esta situación con la obra social. “Nos plantearon que era una gestión nueva que hace poco más de un año que estaban en cargo y que desconocían la deuda.  Nosotros dijimos que si ellos se ponían al día, íbamos a salir nuevamente a los medios a decir que habían regularizado la situación. Bueno, muy lejos de dar una solución, lo que hicieron fue justamente desconocer la deuda y mandarnos carta documento”, ratificó.

En este sentido, el subdirector dio los nombres de todas obras sociales que mantienen deuda con el Scaravelli. “Principalmente, son OSPAV,  OSTES, OSPELSyM y OSPRERA. Algunas deudas son de 2015, inclusive anteriores. Estos son servicios que desde nuestro hospital hemos brindado a las obras sociales”, apuntó, al mismo tiempo que advirtió: “en Mendoza, a los centros que son  privados sí les pagan  porque si no les pagan no atienden a sus afiliados. En cambio aquí en Tunuyán, por ejemplo,  no arreglan con entes privados y derivan todo para el  hospital regional y aquí los atendemos”.