El juez Rodolfo Canicoba Corral dejará su despacho en 24 horas, y en los últimos días procesó a los ex funcionarios Javier Iguacel y Guillermo Dietrich (de la administración Macri) y sobreseyó a Ricardo Echegaray (Funcionario de Cristina Fernández), y al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien había sido denunciado en 2013 por el Grupo Clarín a causa de la irrupción en una asamblea de la compañía.

Canicoba, dijo en al menos tres entrevistas, que fue perseguido por el gobierno anterior y por la prensa.

EL case de Kicillof comenzó con la asamblea ocurrida el 25 de abril de 2013, que respondía a la reunión general anual ordinaria de accionistas del grupo Clarín, en la que concurrieron el entonces viceministro de Economía Kicillof, el entonces titular de la Sindicatura General de la Nación, Daniel Reposo, y el exsecretario del Interior Guillermo Moreno.

La causa, que ahora seguira su curso, contra Iguacel y Dietrich es por administración fraudulenta en la renegociación de los contratos de Autopistas del Sol S.A. y Grupo Concesionario Oeste S.A., en el 2018.

En tanto el extitular de la AFIP, Ricardo Echegaray, quedó sobreseído en la causa en la que se lo investigaba por presunto enriquecimiento ilícito luego de que la Oficina Anticorrupción (OA) desistiera de la apelación que había presentado contra el fallo de primera instancia que benefició al funcionario.

Al desistimiento por parte de la OA que conduce Félix Crous, y sin que quedaran otras apelaciones vigentes al fallo de primera instancia, la Cámara Federal porteña dejó firme el fallo con el que el juez Rodolfo Canicoba Corral había dispuesto el sobreseimiento de la Administración Federal de Ingresos Públicos.

Canicoba le imprimió una velocidad inusitada a la causa, poco habitual para los juzgados federales. Lo que normalmente sucede es que el procesamiento llega luego de varios días de análisis de las declaraciones y de la información de la causa.  Nada de todo eso es lo que pasa en el juzgado federal 6, a cargo de Canicoba Corral, en el marco de la causa en la que se investiga si funcionarios del gobierno de Mauricio Macri cometieron defraudación al Estado y negociaciones incompatibles con la función pública.

La Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones rechazó esta mañana la recusación de Canicoba Corral que presentaron la semana pasada Saravias Frías e Iguacel. Ambos ex funcionarios lo hicieron por las declaraciones mediáticas posteriores a su renuncia que hizo el hasta ahora magistrado. Entonces, Canicoba, dijo en al menos tres entrevistas, que fue perseguido por el gobierno anterior y por la prensa, y que los iba a demandar a todos cuando deje de ser juez. Esta situación fue entendida por las defensas como un motivo que avalaba el temor de parcialidad. «Cualquier consideración sobre la naturaleza política de los comentarios que realizó el magistrado al presentar su renuncia -y declarar públicamente sobre ello-, es ajena a este ámbito judicial y a la discusión que debo definir.

Fuente: Perfil/Telam/Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here