Así lo confirmó el cura párroco Federico Kahr ante las cámaras de Canal 8.

«A nivel parroquial planteamos dar una mano a personas mayores de 65 años o que tengan enfermedades de base que se encuentran solas», indicó el sacerdote.

Además afirmó que la propuesta de la parroquia es «armar un grupo de voluntarios, personas jóvenes, que se ofrecen para poder ayudar a estas personas que deban realizar un trámite o compra, y así evitar que salgan de sus casas».

Los requisitos para poder formar parte del grupo es no ser mayor de 40 años, no padecer ninguna enfermedad de base y contar con los elementos de prevención básicos.

Desde la iglesia buscan detectar a aquellas personas que necesiten este servicio. «Si hay personas que deseen recibir este servicio, deben contactarse al teléfono 02622 422583 o con alguna persona relacionada a la parroquia».