Regresa el evento organizado por el Gobierno de Mendoza.

Mediante el Ministerio de Cultura y Turismo, con un amplio recorrido por la Provincia en su edición XXI. Este año, ha sido organizado y programado con la mayoría de los conciertos al aire libre, con cupos limitados y estrictos controles sanitarios adecuándose al contexto actual.

El Festival, tiene en su núcleo el homenaje a personalidades destacadas: “Este año es muy especial porque es en homenaje al gran Astor Piazzola -que es el músico emblema de nuestro país y conocido mundialmente- porque se cumplen 100 años desde su nacimiento y van a ver conciertos en todo el mundo y Música Clásica se une también a esto” expresó el Director de Desarrollo Cultural, Marcelo Pulido.

La cita en Tupungato y la oportunidad para que disfruten turistas y vecinos, está pactada para el sábado 3 de abril a las 18:30h, en el lugar icónico del Departamento: el imponente mirador del Cristo Rey del Valle, allí se podrá disfrutar de un concierto de 70 minutos fusionado entre música clásica y tango, bajo el nombre “De las operetas de Viena al Buenos Aires de Piazzolla”, con la participación de los artistas:

-Mariel Santos (Soprano Solista)

-Fernando Ballesteros (Tenor solista y pianista)

-Walter Anselmi (Bandoneón)

Cómo obtener las entradas

Los tickets (máximo dos por persona) se pueden adquirir totalmente gratis ingresando a www.mendoza.gov.ar/cultura y haciendo click en el botón del Festival, asimismo el público que asista puede colaborar acercando el día del evento, una caja de 800g. de leche en polvo que luego será donada al Banco de Alimentos (la donación es voluntaria y no es requisito para el ingreso al concierto).

En cuanto al evento, el Director de Desarrollo Cultural adelantó: “A la tardecita ya refresca un poco y más en la altura, así que váyanse abrigados para disfrutar de hermosa música clásica a los pies del Cristo Rey, que es un monumento emblemático de Mendoza que podemos contemplar acá en Tupungato. Va a ser una tarde bellísima donde disfrutar música clásica y ver el paisaje de Tupungato desde esas alturas es realmente sublime”.